UNIVERSIDAD NACIONAL DE AVELLANEDA


Paritarias por debajo de la inflación: docentes y becarios CONICET perdieron hasta $65,000 desde 2016



Fecha: 30/07/2018   14:14  |  Cantidad de Lecturas: 967

Según el estudio semanal del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV), docentes y becarios CONICET perdieron hasta $65




000 desde 2016, como producto de paritarias que no se condicen con los niveles de inflación sufridos.
 
 
Los docentes de la provincia de Buenos Aires no tuvieron aún el aumento paritario correspondiente al año 2018 producto de que no se ha llegado a un acuerdo y todavía continúan las negociaciones. Mientras tanto, se profundiza la pérdida de poder adquisitivo, que alcanzó un deterioro del 10,6% si se lo compara con el salario docente de diciembre de 2015.
 
 
En este sentido, el deterioro del salario real (neto de inflación) acumulado desde 2016 hasta la fecha supera el 11% por lo que, monetizado, el número escala a una pérdida de más de $24.100, para el caso hipotético de un docente de grado con diez años de antigüedad.
 
“La tensión histórica entre representantes de lxs trabajadorxs e integrantes del Poder Ejecutivo por una jerarquización mayor del salario docente incorpora, en el caso actual, una dinámica distintiva: el interés del Gobierno por la licuación en el gasto por salarios estatales se vincula con propuestas de ajuste de convenio muy por debajo de la inflación (actual y esperada)”, analiza el estudio universitario, ligado a la Carrera de Economía de la UNDAV, que dirige Santiago Fraschina.
 
En este 2018, pesa el agravante de la no aplicación de cláusula gatillo, que permitió en su momento mantener relativamente a la par inflación y salarios.
 
Otros confrontado contra la evolución de la inflación, son los docentes de la educación superior, que resignaron 3,5 salarios en el acumulado de los dos últimos años y medio, lo que para un cargo típico de docente titular, sin antigüedad, suma más de $65.000 de deterioro acumulado.
 
 
Claro que el salarial no es el único rasgo de deterioro de la educación: el retraso en envío de fondos para gastos de funcionamiento y gastos corrientes también implica un problema mayúsculo para las altas casas de estudio.
 
Con números al primer semestre, los menores desembolsos ya son de casi $12.500 millones, a la fecha.
 
Analizando el pilar presupuestario, se tiene un agudo cuadro en materia de ejecución. En la órbita universitaria, por ejemplo, programas como los de “apoyo para el desarrollo de la infraestructura” (0%), “fomento a investigación docente” (38%) y “asistencia a hospitales universitarios” (38%) mantienen grados de subejecución marcada, transcurrida la mitad del año. 
 
 
Por otra parte, en lo que respecta a educación inicial se puede vislumbrar que en el año 2017 se subejecutaron partidas presupuestarias para la construcción de jardines de infantes en la totalidad de las provincias argentinas.
 
“Una de las banderas políticas del gobierno nacional en cuanto a la educación es la construcción de 3000 jardines a nivel nacional.  Sin embargo, de lo que se presupuestó en el 2017 la mayoría no fue ejecutado. El caso más paradigmático es el de la construcción de jardines para el noreste argentino: se había presupuestado la construcción de 50 jardines ese año, sin embargo, solamente se ejecutaron 18 obras. En consecuencia, el presupuesto para esta región solo se devengó un 35%”, advierte el estudio universitario. 
 
A los recortes en los sueldos de los docentes de los niveles primarios, secundarios y del nivel superior, y en la infraestructura educacional, se le suman los ajustes en el principal organismo de investigación del país: el CONICET, una institución que emplea más de 10 mil investigadores, más de 11 mil becarios de doctorado y postdoctorado, más de 2.600 técnicos y miembros de la Carrera de Personal de Apoyo a la investigación y aproximadamente 1.500 administrativos, por lo tanto es el principal promotor de la investigación en Argentina.
 
Los investigadores del CONICET, además de peores condiciones laborales y el menor acceso a carrera, han sufrido una caída de poder adquisitivo del 21% desde 2016, al estar sus estipendios atados a la paritaria estatal nacional.
 
A su vez, el presupuesto otorgado por la administración pública nacional para las actividades del CONICET para el año 2018 alcanzó la suma de $ 12.904 millones. Sin embargo, esto representa tan sólo un 25,4% superior al aprobado para el ejercicio 2017, cuando alcanzó los $ 10.290 millones, es decir, por debajo de la inflación proyectada. 
 
“El horizonte para el progreso de la investigación en Argentina y de los trabajadores del CONICET en particular irá cuesta abajo durante 2018”, concluye el informe de UNDAV.
 
 


Fuente:  (Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV)










Universidades HOY
E-mail:secretaria@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

Diseño sitios WEB
Copyright ©2019 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados