NUEVAS CARRERAS


Procurador, el título intermedio que seduce por peso propio



Fecha: 28/06/2019   10:00  |  Cantidad de Lecturas: 983

Abre la posibilidad de ganar experiencia en el Derecho y, si se quiere, prepararse para continuar los estudios de abogacía: Conocé las ventajas de estudiar en la UAI




 
 
El oficio de Procurador es casi tan antiguo como la Justicia, pero goza de poca fama al no llamar la atención en el quehacer diario. Sin embargo, los jóvenes procuradores son buscados por los estudios de abogados y basta abrir cualquier portal de búsqueda laboral para encontrarse con varias publicaciones al respecto.
 
“Es una carrera muy interesante porque otorga un título universitario a los tres años de haber iniciado y con dos años más de estudio se obtiene el de abogado. Es decir que es un título intermedio, que al aprobar los primeros tres ya les permite trabajar en Tribunales”, explicó Alejandro Laje, vicedecano de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas y Director de la carrera de Abogacía y Procurador de la Universidad Abierta Interamericana (UAI).
 
Por la forma en la que está organizado el plan de estudios de la institución, a los alumnos se les da el título de Procurador al finalizar los tres años. “En otros lados, por lo general, se les otorga al finalizar los cinco años de estudio de la carrera de abogacía, y se dan juntos ambos títulos. Al otorgárselos en tres años les permite a los chicos generar una salida laboral anticipada”, estimó Laje.
 
Comúnmente, el grueso de los estudiantes se vuelca a continuar con los estudios para conseguir su matrícula de abogado, pero muchos de ellos no y, simplemente por falta de tiempo, gusto o costumbre, continúan siendo procuradores. “El esquema tradicional es que los estudiantes de abogacía, una vez que obtienen el título de procurador o antes, ya empiecen a hacer procuración. En muchísimos lados donde nuestros estudiantes trabajan, cuando presentan el título de Procurador eso ya les implica un aumento por título”, continuó el director.
 
Un procurador puede realizar algunos de los trámites de los juicios en ámbito judicial o administrativo, que no requieran la firma de un abogado, y luego cobra por ellos. También puede firmar actos en el proceso judicial a título propio.
 
Se definen como “representante procesal del ciudadano” porque reemplazan a la parte. “Tiene el poder que le otorga la parte e interviene en el juicio presentando los escritos que haya que hacer para movilizar el expediente. El procurador es parte del proceso y eso se estableció hace 100 años cuando se dictó la carrera de procuración”, definieron desde el Colegio de Procuradores de la Ciudad de Buenos Aires.


Fuente: (UAI)










Universidades HOY
E-mail:secretaria@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

Diseño sitios WEB
Copyright ©2019 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados