UNIVERSIDAD CATóLICA DE SALTA


Un equipo de Investigación de UCASAL descubrió los efectos de la vitamina K2 en pacientes con insuficiencia renal crónica



Fecha: 03/12/2019   09:30  |  Cantidad de Lecturas: 1185

Una investigación aplicada en el campo de la salud humana, evaluó el efecto de la vitamina K2 sobre calcificación vascular en pacientes dializados y con Insuficiencia Renal Crónica Terminal




 
 
El trabajo fue desarrollado por un equipo que encabezó la Dra. Rocío Pérez Abúd, quien egresó de la UNSa con el título de Licenciada en Nutrición, y en sus estudios de Posgrado posee una Maestría con mención Europea en Nutrición Humana, realizada en el departamento de Bromatología de la Facultad de Farmacia, de la Universidad de Granada (España) y realizó su Doctorado en el área de Fisiología y Fisiopatología renal en el departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina también en la Universidad de Granada. 
 
La Dra. Pérez Abud explicó que “la enfermedad cardiovascular (ECV) es la principal causa de muerte en los pacientes con insuficiencia renal crónica terminal (IRCT)”. Estos enfermos tienen una tasa de mortalidad cardiovascular de 10 a 20 veces más alta que la población en general. El incremento en el riesgo cardiovascular de los pacientes con Insuficiencia Renal Crónica Terminal es multifactorial y, en parte, debido al desarrollo de la calcificación de la capa arterial media o mediocalcinosis”. 
 
Los pacientes en hemodiálisis están predispuestos a presentar calcificación vascular en forma acelerada y temprana. 
 
“La primera causa de mortalidad de la población con enfermedad renal crónica, en terapia renal sustitutiva, es la calcificación en el endotelio vascular,” asegura la Dra. Pérez Abud.
 
Explicó que “la matriz proteica Gla dependiente de vitamina K es uno de los inhibidores más potentes de calcificación vascular y en los pacientes renales esta inactiva”. 
 
“Hemos comprobado que el suministro de vitamina K2 en pacientes con IRCT y en proceso de diálisis, retrasa la aparición de patologías asociadas a la calcificación vascular y mejora la calidad de vida de estos pacientes”. 
 
Apunta la doctora que “la vitamina K2 es un inhibidor de la calcificación vascular. En los estadios finales, el paciente presenta osteodistrofia de origen renal, que consiste en una alteración del metabolismo del calcio y del fósforo y un imbalance de la glándula paratiroidea”. 
 
Así, el calcio, en vez de estar en el hueso se encuentra en el vaso sanguíneo, o sea en una arteria y provoca un trombo el cual puede estar calcificado, una interrupción del flujo sanguíneo por la formación de un coágulo, con lo cual el paciente renal termina en un evento cardiovascular, como un infarto agudo de miocardio o un accidente cerebro vascular; lo que se busca es evitar eso o hacer más lento ese proceso”. La vitamina K, inhibe la acumulación de calcio en las arterias, presenta la ventaja de no ser un fármaco y mejora sustancialmente la calidad de vida del paciente.
 
El Estudio 
 
Es un estudio prospectivo, aleatorizado, doble ciego y se diseñó según el marco ético de referencia para investigaciones biomédicas de la Declaración de Helsinki y se realizó en el centro de hemodiálisis CEDISA (Centro de Diálisis Salta). 
 
El protocolo del ensayo fue aprobado por el comité de ética de la Universidad Católica de Salta y se hizo bajo el consentimiento informado por escrito de todos los pacientes que estuvieron de acuerdo en participar y cumplían con los criterios de inclusión antes de la inclusión.
 
Los sujetos del estudio fueron divididos en dos grupos: Brazo 1, a quienes se administró 1000 μL de suero fisiológico o placebo y el Brazo 2, o grupo tratado, con 1000 μL conteniendo 1000 mg de Vitamina K2. Como parte de la prueba, estos datos no fueron informados al técnico de laboratorio al momento de su intervención. 
 
La vitamina K2, se administró tres veces por semana al finalizar cada sesión de diálisis, para evitar que se pierda por la membrana de ultrafiltración, (a fin de utilizar el mismo acceso de la diálisis) por vía endovenosa para asegurar su biodisponibilidad. Dentro de las determinaciones de laboratorio mensuales de rutina, se incluyeron las de vitamina K, antes, a mitad y al finalizar los 6 meses de tratamiento.
 
Equipo de Investigación 
 
Director: Dra. Rocío Pérez Abud 
 
Integrantes: Dr. Sergio Ricardo Tamayo, Cirujano cardiovascular, especializado en la Universidad Louis Pasteur. Strasbourg (Francia). Director de la Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad Católica de Salta. Profesor Asociado de la Cátedra de Anatomía y Fisiología. Facultad de Ciencias de la Salud. U.N.Sa. Cátedra de Anatomía Normal. Facultad de Medicina. UNT – U.N.Sa. Sede Salta
 
- Diplomado en Educación Médica. Curso de Magister en Educación Médica. Secretaría de Postgrado. Universidad Nacional de Tucumán. • Diploma de Formación Especializada (AFS) en Cirugía Torácica y Cardiovascular. 
 
- Dra. María Fernanda García Bustos, Doctora en Medicina por la Universidad de Buenos Aires. Profesora Adjunta de la Cátedra Fisiología de la Licenciatura en Kinesiología de la UCASAL. 
 
- Licenciada Cecilia Singh: Becaria del Proyecto. Licenciada en Nutrición. Docente Auxiliar de la Cátedra de Fisiología de la Licenciatura en Kinesiología de la UCASAL. 
 
- Dra. Rosemary Wangensteen. Bióloga y Doctorada en Neurocirugía y Neurociencias. Universidad de Farmacia. España; quien realizó el análisis estadístico de los datos. 
 
- Dr. Ricardo León de la Fuente: Investigador Adjunto del Conicet
 


Fuente: (Universidad Católica de Salta)










Universidades HOY
E-mail:secretaria@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

Diseño sitios WEB
Copyright ©2020 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados