UNIVERSIDAD MAZA


Nave Tierra: los residuos se transforman en viviendas



Fecha: 24/01/2020   09:49

El estilo de vida actual está sobrepasando la capacidad del planeta de regenerar sus recursos naturales




Deforestación, sequias, pérdida de biodiversidad y escasez de agua dulce son ejemplos del impacto de las actividades humanas.
 
 
Resultado de imagen para nave tierra
 
Pensando acciones que aportaran una solución a esta problemática, en 1990, el arquitecto estadounidense Michael Reynolds creó un método de construcción de viviendas sostenibles y energéticamente eficientes. Se trata de las Nave Tierra (Earthships).
Se trata de un tipo de casas pasivas, hechas de materiales naturales o reutilizados neumáticos de automóviles inutilizados, botellas de vidrio y latas de aluminio. Estos hogares minimizan el uso de energía y combustibles fósiles.
 
Su construcción se fundamenta en cuatro elementos principales: orientación, reutilización de materiales, energías renovables e instalación de sistemas especiales de agua. Estos últimos permiten captar y almacenar el agua, así como tratar aguas residuales gracias a un sistema de filtros y drenajes.
Estas viviendas representan un nuevo paradigma que hace hincapié en el uso responsable de los recursos, en la soberanía e independencia energética y en la disminución de nuestra huella ecológica.
 
¿Se pueden realizar en Mendoza?
 
Una investigación realizada por Gerónimo Amuchastegui de la Universidad Maza buscó determinar el grado de viabilidad y conveniencia de aplicar este diseño en el distrito de Potrerillos, más precisamente en la localidad de Valle del Sol.
 
Para ello se abordó la situación desde un punto de vista holístico e integrador respecto a tres ejes centrales: los materiales necesarios para la estructura de la vivienda y las técnicas o conocimientos requeridos para la edificación; la legislación actual del municipio de Luján de Cuyo y sus exigencias para con la actividad y, por último, el cálculo de los potenciales rendimientos que serían capaces de otorgar en Valle del Sol los paneles solares y generadores eólicos.
 
El estudio determinó que la Nave Tierra constituye una propuesta conveniente desde el punto de vista económico, debido a los bajos costos en materiales que provienen del entorno, tanto natural como artificial. Asimismo, se llevó a cabo una estimación de probables impactos ambientales, concluyendo que los generados por una Nave Tierra son considerablemente menores a los ocasionados por una estructura edilicia convencional. 
 
En lo que respecta a lo energético, la localidad de Valle del Sol es una de las regiones con mayor índice de radiación solar en todo el territorio nacional. Con aproximadamente 4 paneles solares de 250 vatios es posible generar una cantidad de energía eléctrica aproximada al consumo de los hogares mendocinos. 
 
Hasta aquí todo suena muy bien pero se presenta una dificultad para desarrollar esta excelente oportunidad: los altos costos que implica la instalación de un sistema de energía solar en la actualidad.
 
Mirando hacia el futuro
 
Más allá de estos inconvenientes, el trabajo buscó profundizar en la problemática y brindar una potencial solución, planteando que con un modelo de vivienda autosuficiente se generan múltiples beneficios que deberían ser considerados: un ahorro a futuro para los individuos en particular y las comunidades en general; autonomía energética; menor impacto ambiental, visual y paisajístico, entre otros.
 
Si bien la utilización de energías renovables aún presenta altos costos, se torna irremediable su desarrollo. 
 
“Cabe recalcar que lo realmente importante y necesario es un cambio de mentalidad generalizado. De nada sirve vivir en una vivienda ecológica si después vaciamos un contenedor de residuos en el espacio abierto más próximo que veamos. Es necesario forjar una responsabilidad ambiental que constituya los cimientos de un estilo de vida sustentable. Solo así se cumple el verdadero propósito de habitar una vivienda autosuficiente. El actuar de las personas constituye el factor de mayor preponderancia dentro de la ecuación global” señaló el director de la investigación, Gerónimo Amuchastegui.
Iniciativas como Nave Tierra aún son minoritarias, pero poco a poco se extienden por todo el mundo. Su contribución en la solución de los graves problemas medioambientales que se padecen es indudable. El futuro estará agradecido.


Fuente: ()










Universidades HOY
E-mail:secretaria@universidadeshoy.com.ar
Buenos AIres - Buenos Aires
Argentina

NAVEGACION

Diseño sitios WEB
Copyright ©2020 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados